viernes, 20 de julio de 2012

El fotógrafo que arriesga la vida en el fondo del mar.

Hace poco encontré un artículo interesante: El fotógrafo Brian Skerry arriesga su vida nadando junto a las criaturas más peligrosas del mar, desde ballenas gigantes a tiburones. Con 50 años, dice ser "un explorador del océano" y sentir interés por el ambiente marino desde los 13 años de edad. "La fotografia submarina es muy desafiante, porque no puedes usar una lente telescópica, sino que es necesario acercarse mucho a los objetos. La luz es complicada y se trabaja en un ambiente desconocido", señala. Skerry dice que la mayoría de los animales que retrata sienten "curiosidad" por él. "El animal permite que me acerque mucho, me tolera", indica. "Espero no darles una impresión amenazadora", agrega.
Les dejo algunas imágenes:

"El océano es como un caleidoscopio gigante, está siempre cambiando", apunta Skerry, quien viaja por diversos países haciendo fotos. Aquí, un pez papagayo junto a un pez mariposa.


"Hay otros peligros. El equipo puede romperse y se puede perder la visión y no encontrar el agujero para salir a la superficie si estás buceando bajo el hielo ártico". En esta imagen, una ballena franca austral fotografiada en Nueva Zelanda.
  
En esta imagen se aprecia una raya de cola corta, cuyo aguijón de hasta 30 centímetros puede causar heridas graves en humanos.

Skerry ha fotografiado grandes depredadores como el tiburón blanco que puede verse en esta foto. Los ejemplares de esta especie pueden medir más de 4 metros.

El fotógrafo estadounidense llega a pasar tres días en un mismo emplazamiento, explorando y fotografiando diversas especies marinas. En la foto se ve un manatí de Florida. Los peces se agrupan para comer las algas que tiene pegadas al cuerpo.
Un tiburón de pico fino fotografiado en las Bahamas. Skerry dice sentir un "miedo saludable" de los animales y le gusta aprender sobre ellos antes de zambullirse.
 

No hay comentarios:

Reto de la semana.

Reto de la semana.

Páginas vistas en total